Semana de Oración por las Vocaciones

24

En este tiempo Pascual, queremos invitarlos a participar en la Semana de oración por las vocaciones, el cual irá desde el lunes 26 al viernes 30 de abril.

Inspirados en el lema No temas, levántate y ponte en camino, en referencia al llamado que recibió San José, acogiendo la invitación que nos hace el Papa Francisco para este año. Atentos a lo que publicaremos en nuestras redes sociales.

El objetivo de esta semana es acompañar a las niñas y jóvenes a profundizar en la experiencia vocacional, centrando en diferentes momentos donde podremos reflexionar y rezar por las vocaciones en nuestra vida.

Nuestra religiosa ursulina nos responde la siguiente pregunta: “Y, ¿Qué es la vocación?”, les dejamos la respuesta en el siguiente video:

n este tiempo Pascual, queremos invitarlos a participar en la Semana de oración por las vocaciones, el cual irá desde el lunes 26 al viernes 30 de abril. Inspirados en el lema No temas, levántate y ponte en camino, en referencia al llamado que recibió San José, acogiendo la invitación que nos hace el Papa Francisco para este año. Atentos a lo que publicaremos en nuestras redes sociales. El objetivo de esta semana es acompañar a las niñas y jóvenes a profundizar en la experiencia vocacional, centrando en diferentes momentos donde podremos reflexionar y rezar por las vocaciones en nuestra vida. Nuestra religiosa ursulina nos responde la siguiente pregunta: “Y, ¿Qué es la vocación?”, les dejamos la respuesta en el siguiente video:

Los invitamos a poder sumarse diariamente con la siguiente oración:

Oración Por las vocaciones

Señor Jesús, nuestro Amigo y Buen Pastor de todos nosotros, Tú quieres que no falten hoy día, hombres y mujeres de fe, que dediquen sus vidas al servicio del evangelio y los sacramentos en la Iglesia.
Ilumina con tu Espíritu Santo
nuestros corazones, y fortalezca las voluntades de tus fieles, para que respondiendo a tu llamado,
lleguen a ser los Sacerdotes y Diáconos, Religiosos, Religiosas y Consagrados que nuestro país y todo el mundo tanto necesitan.
La misión es grande, y tus amigos son necesarios.


¡Envíalos, Señor, a amarte y a servirte!
Amén.