Conocer y reconocer sus virtudes…

103

Generalmente se confunden los términos de autoestima autoconcepto, creyendo que ambos significan lo mismo, sin embargo, aunque están relacionados existen matices que los diferencian.

   Hay que tener en cuenta que la autoestima es la actitud de pensar, de sentir, de amar y de comportarnos que tenemos con nosotros mismos, que implicaría la aceptación de nuestras propias características físicas y psicológicas. En la autoestima se destaca el componente afectivo y la valoración que hacemos de nosotros. A diferencia de lo anterior, el autoconcepto hace referencia al componente cognitivo, es decir a cómo nos percibimos y a la autoimagen que tenemos. El concepto que cada uno tenga de sí mismo influye en la forma en que se interpretan los acontecimientos y las personas que nos rodean y en cómo nos enfrentamos a ellos. Por tanto, el autoconcepto no es algo innato, sino que a lo largo de la vida una persona va desarrollando dicha imagen de sí mismo

   Si en los adultos se considera importante conocer la estima y la imagen que cada uno se tiene a sí mismo, aún lo es más en aquellas etapas de la vida en la que una persona se está formando y desarrollando. Todo esto es considerado importante y determinará la actitud que un individuo tiene hacia sí mismo y hacia los demás, el bienestar psicológico y el desarrollo vital adaptativo (Roa, 2013)    Entre las actividades propuestas para trabajar este objetivo, las alumnas de básico S.A., crearon un acróstico para conocer y reconocer sus virtudes. Este trabajo lo presentaron en la videoconferencia del miércoles 27 de mayo y hoy lo compartimos.