Cerramos el Mes de la Solidaridad

124

“Señor, nos encontramos hoy ante ti para agradecer la oportunidad que nos das cada día de amar, servir, ayudar, de trabajar y prosperar en este lugar donde vivimos, y sobre todo la oportunidad que nos das de ser más solidarias, salir de nuestra zona de confort y mirar a nuestro lado y ver al que más lo necesita. Gracias Señor por darnos el valor y fuerza para llevar a cabo esta campaña de solidaridad en la que cada curso y familia aportó con su granito de arena y por lograr concretar esta misión. Te agradecemos también por enseñarnos, con el ejemplo de San Alberto Hurtado, que la solidaridad no es solo el mes de agosto, sino que se practica todos los días con la más mínima acción. Por esto gracias Señor.”

CASU