Celebramos Pentecostés

31

Con mucho entusiasmo nos reunimos como comunidad escolar a vivir la fiesta del Espíritu: “PENTECOSTÉS”

El Espíritu de Dios sopla donde quiere e impulsa lo que encuentra a su paso. A Dios se lo experimenta en la vida. El Espíritu, es como un viento, como una fuerza interior que nos mueve. Es sentir que el Espíritu de Dios entra por la ventana de nuestro corazón con un viento de vida que renueva todo lo que toca.

Por esto hicimos oración, invocando cada uno de los siete dones. A cada petición se respondimos: “Ven Espíritu Santo y transfórmanos”.

Después de recibir el Espíritu Santo con sus dones, Éste nos invita a salir a iluminar el mundo, nuestro barrio, nuestra ciudad, nuestro colegio, nuestras salas de clases.